Buscador

martes, 22 de marzo de 2011

Menos rezos y más educación en Bujalance


El Semanario defensor de los intereses locales, como reza el subtítulo, Bujalance, parecce tener preocupaciones más altas. Reconoce al gobierno el esfuerzo que ha hecho para dotar a los pueblos de más y mejores escuelas, de más y mejor pagados maetros, pero no ve que el esfuerzo tenga realmente sus frutos.
En la raíz del problema, aflora el conlicto entre la escuela laica, que se basaba en la libertad y el aprendizaje de cotenidos civiles, y el de la educación religiosa, basada en la moralidad y los ritos propios. Se queja el autor de cómo la religión interfiere en la enseñanza, porque la preocupación por sus ritos es superior a la preocupación por que el alumnado aprenda contenidos útiles para el conocimiento humano.
Un asunto polémico distinguir si las medidas relativas a la enseñanza en la II República fueron laicas o anticlericales.  Como parece, la II República sólo aspiró a una visión de Estado moderno como el resto de Europa, o como ocurre hoy, en el que existe una separación entre la Iglesia y el Estado. La Iglesia católica interpretó la enseñanza laica no como un avance en la instrucción pública, sino como un ataque a ella misma, a la formación religosa obligatoria de todos los españoles que para ella era "natural".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada