Buscador

miércoles, 23 de marzo de 2011

La Iglesia católica contra la enseñanza laica


La Iglesia católica estaba contra la enseñanza laica que la República pretendía extender. En este recorte del Defensor de Córdoba, Diario católico de noticias, vemos cómo usan las cifras del coste de la educación no religiosa en Francia para intentar que no se vote a quienes defienden la enseñanza laica. Según el Diario, los costes son altísimos en construcciones, frente a la enseñanza católica que es altruista y avisa a los votantes de que el Gobierno los arruinará a impuestos por extender la educación estatal a la mayoría de municipios. El "aviso· es de finales del 32, dos días antes de fin de año.
Estamos en el periodo inicial en el que se pretende una escuela laica y unificada que intenta alfabetizar el país promoviendo la creación de centros educativos con profesores, no con curas o monjas, a los que se prohibe impartir enseñanza. Esta fue efectivamente, la crónica de un sueño porque a los pocos años, los conservadores detuvieron la reforma y terminaron el periodo con más escuelas privadas que antes. Había sido el primer tiempo en que se pretendió que efectivamente España fuera un país aconfesional y la Iglesia dejara de dominar todos los ámbitos de la vida, algo probablemente demasiado arriesgado para aquellos tiempos.
Así hacen la crónica en el Foro de la Memoria:
 Efectivamente, laica y unificada, dos palabras que se convirtieron en el terror de la clase conservadora. Aprobada la Constitución, al ministro Fernando de los Ríos le tocó lidiar con la reforma más drástica y conflictiva: la disolución de la Compañía de Jesús; a las órdenes religiosas se les prohibió impartir enseñanza mientras a los maestros se les "libera" de la obligación de dar doctrina religiosa en clase. "Es una medida discutible en un régimen de libertades, pero lo cierto es que era constitucional", asegura Molero. "La España de la época quizá no estaba preparada para estos cambios", razona Domínguez. En todo caso, la política de sustitución de la escuela religiosa "fracasó, porque las órdenes religiosas pusieron los colegios en manos de seglares con los derechos civiles reconocidos. Tenían otro nombre, pero era lo mismo. De hecho, el número de centros privados era mayor en 1935 que en 1931". Unos colegios privados a los que se permitió fijar su ideario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada